Más inversión e innovación para la protección de los cultivos

En las tecnologías para proteger el cultivo hay empresas que buscan productos más concentrados y también nuevas mezclas para alternar los modos de acción de los herbicidas.

El control fitosanitario es una de las tantas herramientas que se pueden utilizar en la sanidad y protección de los cultivos. Tecnomyl investiga y desarrolla este y otros caminos para el control de insectos, malezas y enfermedades, buscando que no solo los fitosanitarios sean la solución en todas las circunstancias. Así lo explica la Ing. Agr. Paola M. Diaz, coordinadora de investigación, desarrollo y servicio técnico de la empresa.

La experta señala, “buscamos desandar el camino de hacer todo lo más sencillo posible o de combatimos a todo con lo mismo. Más bien buscamos generar diferentes mezclas, para poder alternar los modos de acción de los herbicidas, y no presionar en el uso de determinados productos que luego generen resistencias”.

En lo referente a su portfolio, afirmó que Tecnomyl se orienta al desarrollo de productos amigables con el medio ambiente y a bajar las bandas toxicológicas, como es el caso de Atramyl 90 WG (atrazina), Helios (glufosinato) y Tecnoquat (paraquat).

Es decir que el principal objetivo de la compañía, es la formulación de fitosanitarios mucho más concentrados, para que el volumen de producto aplicado a campo sea menor, siempre respetando la cantidad de ingrediente activo por unidad de superficie. Como otro ejemplo se menciona Hacker Top, (Tiametoxam 30% + Bifentrin 20%), una mezcla de activos para el control de chinches en soja.

“Todo esto es posible gracias a la fuerte inversión que se realiza tanto en la planta industrial de Rio Grande, Tierra del Fuego, como en su laboratorio en Córdoba con certificación internacional”,añadió.

 

Fuente: Clarín Rural.


www.agrodrone.com.ar
info@preseeds-ar.com
+54 9 3468541174
Puerto Norte – Rosario, Argentina

Marcelo Zamora, redacción y desarrollos