Tecnologí­a - La agricultura de precisión no se detiene

Los sensores y monitores conectados con satélites brindan información cada vez más detallada. Cómo aumentar la precisión y aprovechar los datos recabados.

Por Juan Bautista Raggio

La investigación y desarrollo de nuevos productos en las empresas fabricantes de herramientas para agricultura de precisión avanzan a mucha mayor velocidad que lo que aprende el usuario, aun considerando los más inquietos y avanzados. El abanico de equipos y sus opciones es tan diverso que se escriben más páginas y trabajos sobre este tema que cualquiera de los otros referidos a máquinas tales como tractores, cosechadoras, sembradoras, fertilizadoras o pulverizadoras. Muchos de estos desarrollos pueden brindar beneficios inmediatos, siempre que el usuario se encuentre capacitado para su uso.

Un ejemplo de los recursos que ofrecen beneficios en el corto plazo son los pilotos automáticos, que los hay tanto eléctricos como hidráulicos, algunos se instalan sin tocar el sistema hidráulico del tractor y resultan de gran ayuda para el operador.

Asimismo, se ofrecen sistemas para siembra para densidad de siembra con densidad variable y pulverización con dosis variable es decir, tanto en aplicación de insumos sólidos como líquidos.

Foto: Michaela Handrek-Rehle/Bloomberg

Por otra parte, se ofrecen monitores multifunción con pantalla muy amigable con pantalla táctil provistos de teclas diferenciados con formas y colores. Son sistemas que trabajan con conexión ISOBUS, una conexión inteligente que conecta alternativamente en el tiempo a diferentes sensores con diferentes actuadores dentro de un equipo, es decir de un solo comando o consola, un solo cable o sin cables cuando la conexión es para ello. Pero además, dependiendo de la familia de sensores que se conecta en la consola, esta muestra y opera automáticamente los controles para manejar una máquina diferente a la conectada hace unos minutos atrás. Es decir, según la tarea que se realiza (o la máquina que se conecta), siembra, fertilización con granulados sólidos o con líquidos, pulverización o cosecha. Así se tienen funciones tales como banderillero, mapeo, monitor de rinde, registro de datos en tiempo real, piloto automático, corte por secciones automático. Algunas de estas pantallas son de 12 pulgadas (unos 30 centímetros) de alta definición y las hay más grandes.

Algunas de estas pantallas que son de lectura, control y operación, pueden estar preparadas para recibir también sensores de relevamiento de índice verde, para aplicaciones en tiempo real de dosis variable de nitrógeno, como también para hacer tomas de muestras a campo, siempre con la ayuda del software específico. Pueden ir tomando muestras de índice verde para luego hacer análisis y mapas de recomendación o aplicación.

Diferentes tipos. En piloto automático las fábricas ofrecen diversas versiones, según las
prestaciones que el usuario busque y según del tipo de tractor que disponga.

Son sistemas que hablan y se conectan entre sí, como si interpretaran diferentes idiomas. Son todas prestaciones aceptadas como básicas, que resultan de la utilización de la tecnología de sensores de alto desarrollo, utilizadores, y conexiones ISOBUS o inalámbricas, con alta velocidad en la transmisión de datos. Los sensores por quienes usan estos equipos son poco tenidos en cuenta en relación a su importancia en todo circuito. Son tan importantes como las computadoras y conexiones. Sin embrago pasan un tanto desapercibidos.

Hasta aquí todo se refiere a la fase terrestre de la agricultura de precisión, que trabaja comandada en el aspecto de la ubicación en el planeta tierra, con la señal que se recibe desde los satélites GPS y GLONASS y, lógicamente se habla de precisión submétrica, sin la cual todo lo referido es impensable.

Entonces ahora pasamos a un breve recuento de receptores ofrecidos en el mercado, que cuentan rápido inicio y corto tiempo de retomado de señal. Los hay económicos de simple frecuencia para la guía básica y también los de doble frecuencia ampliables a dos constelaciones de satélites (incluida GLONASS) para operaciones que requieren bajo nivel de error. Los más equipados permiten recibir además, una frecuencia de radio para uso de los sistemas de RTK, que ofrece exactitud centimétrica a campo todo el tiempo.

Con una base RTK propia se evitan gastos adicionales como el pago de suscripciones,
y planes de datos.

En resumen el RTK es el sistema que permite lograr precisión submétrica con seguridad y todo el tiempo. Para que funcione es necesario conectarse con una antena inteligente que permita captar la señal de corrección con precisión de 2 cm (o menos según el equipo de antenas como se verá más adelante) en tareas como la siembra, y otras con un mayor margen de error, es decir de unos 15 cm aplicada para tareas de cosecha y pulverización. Luego es necesario contar con la suscripción según lo que se requiera. Y en este tema de las suscripciones, es como con las revistas, hay por con abono mensual, por cuatrimestre o anual. Otra posibilidad es la corrección e-DIF que brinda 30 cm de precisión la cual a veces es una opción, que se abona una vez.

Hay otra posibilidad que ofrecen los sistemas de armarse de dos antenas RTK y alcanzar una precisión de menos de 1cm todo el tiempo. Para ello debe contar con el abono anteriormente mencionado. Así será una antena sobre el trípode y otra antena sobre la máquina.

Hacemos una pequeña serie de consideraciones: el RTK (del inglés Real Time Kinematic) o navegación cinética satelital en tiempo real, es una técnica usada para la topografía y en el guiado automático agrícola (también marítimo) basada en el uso de medidas de fase de navegadores con señales GPS, GLONASS y/o de Galileo (este último en Europa), donde una sola estación de referencia proporciona correcciones en tiempo real, con precisión de hasta dos centímetros (hay alternativas para alcanzar un centímetro como con la combinación de dos antenas). El sistema RTK consta de una estación base local, situada cerca (a unos 20 km aproximadamente) del campo o del equipo que transmite las señales de corrección al receptor del tractor o máquina provisto también con el sistema RTK. La distancia de 20 km depende del ambiente, altura de la antena, interferencias físicas.

 Suscripciones y abonos

Retomando el tema de la suscripción o abono, se ofrecen servicios operados por distribuidores de equipos de agricultura de precisión, como puede ser el caso de John Deere en Argentina, cuya página web señala que cubre más de 15 millones de hectáreas en Argentina.

Existen asociaciones de agricultores como la RTK Farming, Ltd. fundada por un grupo de productores del sur del Reino Unido de South Cambridgeshire, en la región de East Anglia para mayor exactitud, que con ayuda pública han constituido su propia red. Su lema es “de productores para productores”. En el caso ellos sostienen que son un servicio, uno de los primeros en la región, pensado en los pequeños agricultores, que tienen una pequeña área de cobertura. Una manera de llevar la tecnología útil que baja costos a los que solos no pueden acceder a ella.

 

Fuente: Clarín Rural


www.agrodrone.com.ar
info@preseeds-ar.com
+54 9 3468541174
Puerto Norte – Rosario, Argentina

Marcelo Zamora, redacción y desarrollos