Press "Enter" to skip to content

Sostenibilidad

Huella de Carbono

La huella del carbono es una herramienta que mide la cantidad de gases (GEI, gases de efecto invernadero) emitidos a la atmósfera derivados de las actividades de producción o consumo de bienes y servicios.

Medir la Huella de Carbono (MHC), es recopilar datos que proceden del consumo directo e indirecto de los productos y la energía de una organización y convertirlos en emisiones de CO2 para tener un inventario de las emisiones.

La agricultura y la emisión de gases

Se estima  que la agricultura tiene entre un 25% y un 30% de impacto sobre la emisión de gases del efecto invernadero. Pero la agricultura sostenible y de precisión reduce este porcentaje.

La Agricultura de Precisión reduce la huella del carbono:

La agricultura de precisión puede ayudar a reducir la huella del carbono mejorando la materia orgánica del suelo (MOS) y reteniendo el carbono orgánico del suelo (COS). La agricultura de precisión optimiza la gestión de la tierra en función de sus necesidades.

La implementación de la agricultura de precisión influye positivamente en la materia orgánica del suelo, consiguiendo una biodiversidad que favorece a:

  • La disponibilidad de nutrientes para las plantas y por tanto mejora la calidad de sus frutos.
  • Favorece el flujo del carbono de la atmósfera al suelo.
  • Mejora la estructura del suelo.
  • Favorece el control de plagas.
  • Mejora el sistema radicular de la planta por tanto su nutrición.
  • Se reduce el impacto medioambiental.