Conocimiento de la resistencia que tiene el suelo a la penetración de raices.

La resistencia a la penetración es un indicador de la compactación del suelo. Actualmente, en los sistemas agrícolas bajo siembra directa, existe un deterioro importante en la condición física del suelo como consecuencia de la baja frecuencia de gramíneas en la secuencia de cultivos, el tránsito pesado con suelo húmedo de la maquinaria agrícola utilizada en las diferentes labores, la textura limosa de los horizontes superficiales, entre otras causas.

La utilización de sistemas de producción tendientes a maximizar el uso de la tierra como la agricultura contínua, incrementan los riesgos de degradación del recurso suelo.

El relevamiento de la compactación a través de la Resistencia Mecanica a la Penetracion es una herramienta con potencial interesante en comparación con la determinación de la densidad aparente. La medición de la resistencia mecánica presenta mayor sensibilidad, y permite obtener una elevada cantidad de datos debido a que es un método más operativo y menos destructivo a campo.

Los mapas de distribución resistenca mecánica a la penetración obtenidos con puntos georreferenciados aportan información que complementa a la que proveen otros materiales (mapas de rendimiento, NDVI, conductividad eléctrica, topografía), de gran utilidad para establecer con precisión diferenciación de ambientes.