Press "Enter" to skip to content

Un “hub agtech” para que las nuevas tecnologías tomen vuelo en Córdoba

Los ministerios de Agricultura y de Ciencia y Tecnología, junto con la Agencia Innovar y Emprender, lanzarán un espacio para empresas locales de base tecnológica vinculadas al agro.

El 14% de las “agtechs” argentinas nacieron en Córdoba, según un relevamiento de la Provincia.

A fines de la década de 1990, la Argentina producía entre soja y maíz menos de 50 millones de toneladas; 20 años después, la cosecha de ambos cultivos en conjunto se ha duplicado, hasta estabilizarse en torno a las 100 millones de toneladas.

Más allá de factores globales que impulsaron en algún momento los precios de estas commodities, la principal razón de este salto productivo fue el despegue tecnológico que vivió el agro de la mano de la consolidación de la siembra directa y de las mejoras logradas en las variedades de semillas y en la performance de los insumos.

La apuesta del campo es a seguir explorando nuevos techos productivos y, nuevamente, es la tecnología la que juega un papel preponderante; pero en esta ocasión no sólo en los suelos sino en la “nube”, a través de las herramientas de software y gestión de datos denominadas agtech (nuevas tecnologías aplicadas al agro).

Córdoba es la segunda productora de granos del país y la Provincia tomó nota de la potencialidad que esto significa; por eso, está afinando los detalles para lanzar un hub (punto de encuentro) para estas firmas de base tecnológica relacionadas al agro.

Consiste en un espacio que aglutinará todos los programas e iniciativas relacionados a las tecnologías para el campo que se venían desarrollando hasta hoy y que será llevado adelante en conjunto por los ministerios de Agricultura y Ganadería, y de Ciencia y Tecnología, y por la Agencia Córdoba Innovar y Emprender.

“El sector productivo es el único que ha quedado en pie y que tiene potencialidad de crecimiento. Buscamos potenciar ese concepto de la ‘vaca viva’: para seguir agrandando la torta se necesita más productividad y más eficiencia, y el camino es la innovación tecnológica”, resume Sergio Busso, titular de la cartera agropecuaria.

Para Busso, el salto que se puede lograr a través de los desarrollos digitales no es sólo cuantitativo, en términos de mayor productividad; sino cualitativo, en el marco de un mundo en el que los consumidores demandan cada vez más información sobre cómo se producen los alimentos que llegan a sus mesas.

“Hay mercados que pagan mucho por el valor agregado de la información. Un bife de chorizo que muestra la trazabilidad en Dubai o Las Vegas vale mucho dinero”, coincide Pablo De Chiara, ministro de Ciencia y Tecnología

Ecosistemas

En Latinoamérica, de acuerdo con un relevamiento que realizó la cartera científica, hay 450 agtech, de las cuales un centenar funciona en Argentina y alrededor de 14 por ciento nació de la mano de emprendedores cordobeses.

“En Córdoba tenemos cuatro componentes favorables: hay un mercado grande por la importancia de la producción agropecuaria, un ecosistema que impulsa emprendimientos de base tecnológica, una gran oferta de profesionales y una tendencia de los productores a incorporar más tecnología para mejorar sus procesos”, explica De Chiara.

Una de las primeras acciones que realizará el hub será una suerte de censo de toda la oferta que hay de herramientas agtech para articularla con la demanda, o bien crearla en un trabajo conjunto con los productores.

“Muchas soluciones se ofrecen desde afuera y hay plataformas similares desarrolladas por emprendedores locales, sólo que no se conocen”, indicó De Chiara.

Un problema también, aporta Busso, es que “muchos proyectos que fueron acelerados o incubados fueron más ideas de los emprendedores que demanda de los productores”. Por eso, la idea ahora es trabajar en el camino inverso, que se aborden las necesidades a campo.

Un ejemplo concreto es un convenio que se firmará con los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Crea), para escuchar a los productores que participan de esos grupos asociativos y complementar información, aunando esfuerzos.

En la práctica, la idea es que este nodo funcione de manera similar a otros que están bajo el ala de la Agencia Córdoba Innovar y Emprender, como los de inteligencia artificial, blockchain o smart cities.

Para De Chiara, un modelo a seguir son los ensayos de cultivos o de insumos que realiza el Inta para empresas privadas. “Córdoba se puede poner a la vanguardia y producir tecnología de escala mundial: no sólo hay mucho desarrollo tecnológico sino que tenemos el campo de pruebas ideal, mucha superficie disponible. Eso puede hacer que los propios productores financien los testeos”, evalúa.

Verticales

Un aspecto importante que le da sustento a esta apuesta tecnológica es que dos de las cabezas del proyecto son expresidentes del Córdoba Technology Cluster: uno es De Chiara y el otro es el titular de la Agencia Córdoba Innovar y Emprender, Diego Casali.

Este organismo desde hace varios años viene trabajando en el impulso de desarrollos vinculadas al agro. Por caso, en los últimos años invirtió en la aceleración de una decena de startups: Castoroil, Kilimo, Siembro, Agrobait, Agropago, Optiagro, Ceres Demeter, Seed Matriz, Biodrone y Poniio.

Asimismo, fue la encargada de seleccionar las agtech que desde el año pasado forman parte del programa de Buenas Prácticas Agropecuarias (BPAs): los productores reciben un premio por utilizarlas.

Ahora, “el espíritu de este hub es consolidar todas las iniciativas que están dando vueltas, tanto las impulsadas desde la Provincia como las que llevan adelante el Inta, Crea o la Bolsa de Cereales. Que ya no estén desparramadas y actuando de manera aislada, alinearlas todas juntas en un solo espacio”, describe Casali.

El primer paso será de capacitación y sensibilización, apoyado en tres verticales. Primero, la formación en temas tecnológicos de utilidad para las agtech, como blockchaindata sciencebig data, impresión 3D y robótica. Segundo, la puesta en conocimiento de emprendimientos que ya están funcionando frente a todo el ecosistema agropecuario. Tercero, “que hable el productor y escuche el emprendedor, al revés de lo que se venía haciendo”, ratifica Casali.

Otro aspecto fundamental es que la Agencia se ha puesto como objetivo poder formalizar un fondo específico para invertir en proyectos agtech: hoy, el aporte de recursos a startups de este tipo es por medio de los programas generales del organismo.

En paralelo, también se pretende lanzar un plan de mentoreo, coaching y acompañamiento para agtech similar al Programa Impulso a Emprendimientos y Proyectos que tuvo eje en desarrollos que aportaran soluciones contra la pandemia de Covid-19. De este último, ya surgieron tres proyectos relacionados con el campo y los alimentos: Ufarm, GenGanar y GranMov.

Fuente: http://agrovoz.lavoz.com.ar/tecnologia/un-hub-agtech-para-que-nuevas-tecnologias-tomen-vuelo-en-cordoba